domingo, 20 de mayo de 2018

JORNADA 40 (20/5/18) REAL ZARAGOZA 4-1 ALBACETE BALOMPIÉ


REAL ZARAGOZA 4-1 ALBACETE BALOMPIÉ

ANTE LA DEBILIDAD DEFENSIVA, EFECTIVIDAD ARRIBA

El resultado de los rivales directos obligaba al Real Zaragoza a lograr la victoria para no ser apeado de los puestos de promoción de ascenso. Para ello, y aunque restan más partidos hasta la conclusión del campeonato, el conjunto zaragocista debía batir en La Romareda al Albacete. Una victoria ante el conjunto manchego podía suponer un paso de gigante en la carrera de fondo que vive el conjunto maño desde que despegó con la llegada del nuevo año. Y para ello, el técnico blanquillo decidió introducir varias novedades en el once inicial con respecto al último encuentro: Benito ocupó el carril diestro en detrimento de Delmás, Guti recuperó su sitio en la medular en lugar de Ros, Papu se ubicó más adelantado supliendo a Febas y Pombo acompañó arriba a Borja desplazando a Toquero al banquillo.
Echó a rodar el esférico y desde el inicio el conjunto visitante plantó una muralla defensiva para tratar de frenar las ofensivas rivales. Pero no iba a durar en pie el fortín manchego por mucho tiempo. A los diez minutos de juego, Borja Iglesias inició un contragolpe que acabó siendo letal. El ariete asistió al borde del área a Papu, quien colocó el esférico lejos del alcance del meta rival y dio comienzo a lo que fue su gran noche.
El gol tranquilizó a los locales. Pero esta calma no iba a durar mucho tiempo. Zozulia peleó por alto un balón con Verdasca (falta incluida que no señala el colegiado) y avanzó hasta el área. Una vez ahí batió a Cristian Álvarez y devolvió las tablas al marcador.
No le costó demasiado reponerse al rival del tanto recibido. Pero los locales, les dieron de su propia medicina. Y, de nuevo, el autor del gol fue Papu. El extremo georgiano culminó una gran jugada iniciada por Lasure y aprovechó la asistencia de Pombo para volver a adelantar a los locales en el marcador.
Tras el segundo tanto, los locales volvieron a entregar el esférico al rival. Pero fue entonces cuando apareció el león del escudo. Lo hizo vistiendo la camiseta con el número 21. Con el nombre de Alberto Zapater, aprovechó una asistencia de Pombo (y rebote de Papu) para batir desde dentro del área al meta rival y ampliar la distancia en el marcador antes del intermedio.
Con dos goles de ventaja, el paso por vestuarios debía servir para afianzar la ventaja obtenida durante el primer acto. Pero, de nuevo, los visitantes salieron más enchufados. Y entonces volvió a aparecer Papu. Una gran acción de ataque de Pombo termina con el canterano asistiendo al extremo georgiano para que anotara un triplete y sentenciara el encuentro.
Al poco del gol, Natxo González decidió premiar la actuación de Papu y le sustituyó por Buff. La afición no se quedó atrás y premió la actuación del georgiano con una sonora ovación. Sin llegar a controlar el encuentro, y pese a la inseguridad defensiva que mostraba la zaga zaragocista, el conjunto blanquillo no sufría en exceso ante un tímido e inocente rival. Ros suplió a Eguaras para darle descanso. Aún con todo, Cristian Álvarez tuvo que estar pendiente de los despistes de sus compañeros para evitar que el rival pudiera meterse en el encuentro. Benito, con molestias desde el inicio del encuentro, fue sustituido para evitar riesgos por Perone. El partido ya no tuvo ningún incidente destacable más y el Real Zaragoza pudo firmar una importante victoria que le permite poder asegurar la próxima jornada su presencia en la promoción de ascenso a Primera División.
Primera oportunidad para asegurarla, el próximo domingo ante el Valladolid en La Romareda.




Real Zaragoza: Álvarez; Lasure, Verdasca, Mikel, Benito (Perone, min. 81); Eguaras (Ros, min. 63), Zapater, Guti, Papunashvili (Buff, min. 57); Pombo y Borja Iglesias.

Albacete: Nadal, Morillas, Gaffoor (Cifuentes, min. 34), Herrero, Gorosito, Arroyo, Rodríguez, Erice, De La Hoz, Bela (Acuña, min. 63), Zozulia (Aridane, min. 70).


Árbitro: Sagués Oscoz, del comité vasco. Amonestó a Papunashvili (min. 53), a Mikel (min. 75) y a Borja Iglesias (min. 79) por parte del Real Zaragoza y a Erice (min. 21), y a Rodríguez (min. 85) por parte de los visitantes.

Goles: 1-0; Papunashvili (min. 10), 1-1; Zozulia (min. 21), 2-1; Papunashvili (min. 27), 3-1; Zapater (min. 41), 4-1; Papunashvili (min. 55).


Incidencias: Encuentro correspondiente a la 40ª jornada liguera de la Segunda División con 23. 933 espectadores en las gradas de La Romareda.

lunes, 14 de mayo de 2018

JORNADA 39 (14/5/18) CÁDIZ 2-0 REAL ZARAGOZA


CÁDIZ 2-0 REAL ZARAGOZA

NAUFRAGIO EN CÁDIZ

La importante victoria de la jornada pasada ante el Sporting de Gijón debía ser refrendada con otra victoria ante otro rival directo por la promoción de ascenso, el Cádiz. El conjunto gaditano, por encima del conjunto aragonés en la tabla durante todo el año, acumulaba una mala racha de resultados que le habían sacado de los puestos de playoff. Pero el equipo dirigido por Cervera no era un conjunto fácil de batir y el Real Zaragoza debía viajar al sur sin excesos de confianza para tratar de sacar un resultado positivo. Para ello, Natxo González decidió introducir una única novedad con respecto al once inicial que salió ante el Sporting: Febas sustituyó a Papu en la mediapunta.
Pero desde que el árbitro hizo sonar el silbato para dar comienzo al encuentro, el Real Zaragoza se convirtió en una chirigota. Más aún cuando a los seis minutos de juego, tras una jugada de Álvaro por banda izquierda, los locales se adelantaron en el marcador por medio de Barral, quien se zafó de los defensas visitantes para batir a Cristian Álvarez y culminar la jugada del veloz extremo.
Duro golpe recibido al poco de iniciarse el partido. Y tan duro. El conjunto aragonés no lograría reponerse del revés recibido y andaría todo el encuentro a contracorriente y sin una idea clara. Sin mimbres en el centro del campo capaces de crear oportunidades (Febas estuvo muy desacertado y Ros… Ros en su línea), los visitantes estaban a expensas de un rival que se mostró superior ante la pasividad de los zaragocistas. Sin oportunidades claras y sin atisbo alguno de mejora se llegó al intermedio.
Y tras el paso por la caseta, los mismos once jugadores (diez + Ros) saltaron al césped. Al poco de la reanudación, Verdasca evitó que Carrillo ampliara la ventaja tras otra jugada por banda izquierda. Los minutos pasaban y estaba más cerca el segundo gol gaditano que el empare zaragocista. Para tratar de evitar esto, Natxo González decidió mover ficha y dio entrada a Guti y Buff en lugar de Ros (sigue a un nivel como para echarlo a los leones) y Febas (desafortunado y fallón), respectivamente. Pero los cambios no surgieron efecto. Además, habría que sumar otro inconveniente para el bando visitante. Delmás fue expulsado al ver la segunda tarjeta amarilla tras una rigurosa decisión arbitral (si bien es cierto que comete falta, tal vez la cartulina sea un castigo excesivo) y dejó huérfano el carril diestro. Esto será aprovechado por los locales para finiquitar el encuentro. Álvaro aprovechó el agujero de la banda derecha y, tras irse de un luchador Zapater y ante el cruce de Mikel González, batió al guardameta zaragocista enviando el esférico por debajo de sus piernas. Encuentro sentenciado.
Superado por el rival durante todo el partido, el Real Zaragoza debía centrarse en minimizar riesgos de cara a próximos compromisos. Pero a la baja de Delmás por sanción (salvo que al Comité le entre sentido común y decida quitarle la cartulina) se sumará la de Buff. El centrocampista vio la quinta cartulina amarilla y deberá cumplir ciclo de sanción ante el Albacete en la próxima jornada.
Del partido en Cádiz, ya no se puede hacer nada más que detectar los errores cometidos para tratar de corregirlos. Ahora a centrarse de lleno en los dos próximos encuentros, que se disputarán en La Romareda. Albacete y Valladolid visitarán el feudo zaragocista antes de terminar la temporada ante el filial culé. Conseguir los próximos seis puntos en juego dejarían prácticamente sellada la presencia del Real Zaragoza en la Promoción. A por ello.





Cádiz CF: Cifuentes; Correa (Kecojevic, min. 64), Marcos Mauro, Servando, Bijker; Garrido, Álex Fernández; Barral (Jona, min. 81), Perea (Nico Hidalgo, min. 71), Álvaro García; y Carrillo.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Delmás, Mikel González, Verdasca, Lasure; Eguaras, Zapater, Javi Ros (Raúl Guti, min. 59), Febas (Buff, min. 59); Toquero (Pombo, min. 76) y Borja Iglesias.

Árbitro: Vicandi Garrido, del Comité Vasco. Expulsó a Delmás por doble amarilla (13 y 65). Amonestó a Álex Fernández (36), Febas (52), Natxo González (55) y Buff (88).

Goles: 1-0: Barral (min. 6); 2-0: Álvaro García (min. 66)

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 39ª jornada liguera de la Segunda División, disputado en el estadio Ramón de Carranza, con 13.670 espectadores en las gradas.

jueves, 10 de mayo de 2018

Temporada Real Zaragoza Juvenil


¿Está el futuro en casa?



A
ragón es una región en donde es muy complicado ser profeta en tu tierra. Numerosos aragoneses han tenido que cruzar la frontera para ver reconocida su labor profesional. Y el Real Zaragoza, uno de los símbolos de esta tierra, no es una excepción.


Históricamente, y desde la construcción de la Ciudad Deportiva en 1974, el Real Zaragoza sólo ha mirado hacia su cantera en caso de extrema necesidad, cuando las cosas no han ido bien dadas. Y el palmarés del club blanquillo y el prestigio y solera que llegó a adquirir durante la segunda mitad del siglo XX avalan esta estrategia del club. Pero con el nivel de deuda que llegó a acumular tras la negra y trágica etapa de Agapito Iglesias como máximo accionista del club, el Real Zaragoza es, a todos los efectos y para poder subsistir, un club vendedor.
Estas ventas de jugadores habían permitido al equipo aragonés durante sus 86 años de historia ser un club saneado económicamente. Y el dinero llegaba procedente de la venta de jugadores, muchos de ellos fichados por un bajo precio y vendidos tras revalorizarse y otros curtidos en las categorías base del conjunto aragonés. Algunos equipos con cierta solera del fútbol nacional que han pasado también por apuros económicos y deportivos lograron salir del pozo mediante proyectos a medio-largo plazo que compartían un denominador común: la apuesta, firme y decidida, por la cantera.
En el Real Zaragoza, por “a” o por “b”, nunca se ha apostado firmemente por el producto de casa. Pero tras acumular cinco años consecutivos alejados de la máxima categoría del balompié nacional, y aprovechando que las próximas generaciones de chavales curtidos en la Ciudad Deportiva están obteniendo éxitos, el club aragonés debería replantearse seriamente si tiene la cantera como un gasto o como una inversión.
En los últimos años, los jugadores que más dinero han dejado en las arcas del club zaragocista han salido de los campos de entrenamiento de la Ciudad Deportiva. Ander Herrera, de la generación del 89, fue vendido al Atlethic de Bilbao para asegurar la supervivencia del club. Antes, Rubén Gracia ´Cani´ también fue vendido al Villarreal y Zapater al Génova. Y la lista podría seguir: Lafita, Vallejo, …
Pero además de que está comprobado que la cantera zaragocista reporta beneficios económicos y, por supuesto, deportivos, el haber sido educado durante las categorías base en unos valores zaragocistas hace que esos jugadores que llegan a dar el salto al primer equipo aporten un plus al mismo.

La última de estas generaciones que puede dar que hablar es la formada por jugadores nacidos entre 1999 y 2000. A las órdenes de Javier Garcés (viejo conocido en la Ciudad Deportiva y uno de los mejores técnicos formativos de la región), esta hornada de jóvenes está siendo motivo de numerosos elogios por sus éxitos.
El técnico zaragozano, quien ya estuvo en el club durante 18 temporadas (desde 1993 hasta 2011) y consiguió proclamarse subcampeón de España con la selección aragonesa sub-18, tiene ante sí otra generación de jugadores que puede tener protagonismo en un futuro no muy lejano. Puede y debe. Porque pese a sufrir importantes bajas de jugadores que han sido fichados por clubes con mayores recursos económicos (Darío Ramos al Real Madrid o Manu Morlanes y Alex Millán al Vilarreal, entre otros), el juvenil del Real Zaragoza está en boca de todos los seguidores del grupo tres de la División de Honor Juvenil.
La portería se encuentra bien protegida por Juan Carlos Azón. En la retaguardia, David Vicente ya ha debutado con el primer equipo en el carril derecho. El defensa central Clemente también muestra detalles de calidad. Por su parte, el mediocampo cuenta con varios jugadores de buena técnica. Carrasco ejerce de mediocentro más atrasado mientras que Soro (considerado una de las perlas de la cantera) actúa en la mediapunta. Arriba, destacan el pichichi Baselga y Tresaco. Además, habría que sumar a esta lista a algunos jugadores en edad juvenil que han dado el salto al Deportivo Aragón, filial zaragocista. Es el caso, por ejemplo, de Forcén, extremo izquierdo que ya ha sido tanteado por clubs importantes de Primera División, o del defensa Jesús Álvarez Aguado.

A esta generación le costó arrancar, pero tras el transcurso de la temporada ha demostrado su potencial y sólo ha sido superada por el FC Barcelona (mejor equipo de la categoría). Como premio, los pupilos de Garcés disputarán la Copa del Rey. El rival en primera ronda, el Real Madrid. Animo a todos los zaragocistas a acudir a los campos de entrenamiento de la Ciudad Deportiva para apoyar a los chavales que, quien sabe si dentro de uno años, formarán parte del primer equipo.